Inicio Turismo Verano en Villa Elisa: historia, gastronomía local, turismo rural, termas, spa y...

Verano en Villa Elisa: historia, gastronomía local, turismo rural, termas, spa y toda la belleza de una ciudad boutique que enamora a todos los sentidos

Compartir

Un lugar para escaparse, distenderse o divertirse. Villa Elisa, la “Ciudad Jardín” de Entre Ríos se convirtió en uno de los destinos más elegidos a la hora de planificar las vacaciones en familia o con amigos.

La oferta turística para la próxima temporada estival incluye opciones para todos los gustos y necesidades. Una opción es disfrutar de espacios de relax de calidad PREMIUM, como el Velissa Spa Termal, ubicado dentro del Complejo de Aguas Termales de Villa Elisa. Como primer spa lúdico termal del Litoral argentino, el spa dispone de un circuito hídrico con piscina lúdica, hidromasaje, saunas, baños de vapor y duchas, además de un área de relax, una zona de masajes y tratamientos y un gimnasio con bar Light y peluquería.

Innovación tecnológica, personal altamente especializado y un diseño de avanzada son los elementos que se conjugan en el VELISSA SPA TERMAL. Supervisado por profesionales interdisciplinarios que trabajan para lograr que en él se conjuguen arquitectura, naturaleza, infraestructura, servicio y calidad. La propuesta es hacer de este lugar un espacio único, donde los clientes puedan vivir experiencias que marquen la diferencia.

Opción gourmet – recorrido gastronómico

Luego de un día de descanso, nada mejor que degustar las exquisiteces de los productos típicos de la región identificados bajo el denominador común “Tierra de Palmares”. Una elección puede ser conocer el nuevo Almacén Francou, ubicado a tan sólo 12 Km. del Complejo Termal de Villa Elisa. Chorizo casero, jamón crudo, mortadela, paleta, variedades de queso, pan casero, aceitunas, huevos de codorniz y verduras en escabeches son algunas de las delicias que se pueden disfrutar en la típica picada de campo. Además, el espacio, conservado por la familia de uno de sus tres fundadores, Antonio Fancou, ofrece meriendas con mermeladas artesanales, dulce de leche y pan caseros, tortas y pasteles. La decoración también ofrece un viaje: se atesoran ropas antiguas, máquinas de escribir, libros diarios y contratos del almacén, útiles escolares, una picadora de fiambre, monedas, billetes y fotografías de antaño. Una opción para no perderse.

TERMAS – naturaleza y relax para todos

El Complejo de Aguas Termales de Villa Elisa ofrece alojamiento dentro del parque para relajarse al máximo. Las aguas termales presentan una característica diferencial por su alto contenido en sales, las cuales poseen excelentes mecanismos de acción terapéutica. Con un predio de 41 hectáreas, es un lugar casi paradisíaco, en un espacio libre de ruidos y en permanente contacto con la naturaleza. Además, el complejo posee seis piscinas de aguas termales y dos recreativas, una de ella con olas artificiales, y senderos internos para realizar “caminatas salud” o paseos en bicicleta. Los más deportistas podrán practicar pesca o actividades náuticas en el lago artificial o jugar al golf en la cancha de nueve hoyos ubicada en el predio. Más en www.termasvillaelisa.com

HISTORIA – secretos en cada rincón

Con 120 años recientemente cumplidos, la ciudad invita a conocer y apreciar sus construcciones y paseos característicos. Se puede comenzar por seguir el “Camino de los Colonos”, ideado por un grupo de descendientes de inmigrantes europeos, intenta realzar y revalorizar el trabajo rural. Realizando un recorriendo de aproximadamente 15 Km, el visitante ingresará al interior de las vivencias históricas que atravesaron la vida de los primeros colonos y sus descendientes, los que le dieron la identidad a la zona, observando la diversidad de tareas rurales (crianza de aves, sembradíos diversos, ganadería, apicultura, carpintería). En el trayecto hacia pueblo Hoker podrá apreciar en las tranqueras de acceso, los escudos de familia traídos en el siglo XIX desde las lejanas montañas europeas.

Luego, la visita a la Estancia Museo El Porvenir es un punto imperdible para conocer. Este antiguo casco de 1885, que fuera residencia del fundador de la ciudad, don Héctor de Elia. Actualmente es uno de los principales atractivos de la ciudad. Sus salas albergan piezas museológicas que hicieron a la vida de los primeros colonos y sus familias. Las salas anexas suman numerosos objetos traídos por los primos europeos cuando Villa Elisa cumplió sus 100 años de vida (1990), autos antiguos, carruajes, herramientas de labranza, entre otros objetos, completan un paseo cultural y entretenido. Un parque de dos hectáreas rodea la construcción, destinado al disfrute del espacio verde, con servicios de parrillas, juegos infantiles, área de deportes y un paseo francés. Servicio de guías.

También dentro del recorrido vale la pena conocer el Centro Saboya Argentina, una institución elisense creada en 1990 que aporta la cultura francesa a la ciudad. Abierta a la investigación, genealogía y exposiciones. La Cabaña de los Quesos, un establecimiento quesero de la familia Guiffrey que inició su actividad con la elaboración de dos variedades de quesos, utilizando las recetas y las técnicas traídas por sus abuelos. Con el correr de los años el emprendimiento familiar fue creciendo y hoy se pueden degustar más de 24 variedades de quesos y otros productos caseros como salames, dulces, pan, entre otros.

Más historia y TURISMO RURAL

El Establecimiento Rural Don Enrique: un campo de 50 hectáreas dedicado a la ganadería intensiva y al turismo. Cuenta con una casa de estilo rústico destinada a alojamiento. Y la Casa de la Familia Treboux, un alojamiento turístico de campo en una pequeña comunidad de aproximadamente 100 habitantes denominada Pueblo Hoker, a 12 kms de Villa Elisa donde el visitante encontrará La Vieja Carpintería (herramientas artesanales confeccionadas por los abuelos de los actuales propietarios. En sus inicios funcionaba como carpintería rural. En la actualidad se conserva original y se fabrican reposeras, sillas, tablas de picadas, bancos, de manera artesanal) La Chozna, una antigua casona de principios del siglo XX, que en la actualidad funciona como posada para turistas. El interior de la casona conserva el mobiliario de época. Cuenta con un extenso parque con piscina.

Y el Almacén Don Leandro, un antiguo almacén de campo en el que encontrará la conjugación de tranquilidad y buen servicio. Picadas de campo o el rico asado bien regado con vino patero, elaborado en el almacén con la receta de los abuelos franco-suizos traída hace más de un siglo desde Europa son las ofertas más tentadoras. El postre se caracteriza por su calidad artesanal, así como todos los productos que encontrará en el Almacén (dulces, quesos, chorizos, miel, chimichurri, yuyos de campo y los típicos licores: el “revienta gauchos” y el “voltea china”.

Para más información www.turismovillaelisa.com

Algunos Servicios Turísticos recomendados por Turismo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía de Servicios Turísticos ¿Que estás esperando?