Inicio Actualidad Una experiencia diferente para disfrutar del Caribe

Una experiencia diferente para disfrutar del Caribe

Una experiencia diferente para disfrutar del Caribe

Las islas Caimán son un territorio británico ubicado a una hora de distancia de Miami y a algo más de 260 kilómetros al noroeste de Jamaica. Con su combinación de las más bellas playas, ofertas culinarias, deportes acuáticos y cultura, el destino complace a parejas, grupos de amigos y familias. Las islas Caimán tienen una infraestructura de primera clase, incluidos hoteles de marcas de renombre mundial, empresas de renta de automóviles y atracciones turísticas únicas para quienes buscan un lugar paradisíaco donde pasar unos cuantos días de descanso en la playa.

Las islas tienen una variedad de hoteles internacionales y locales de primer nivel para unas vacaciones que nunca olvidará. Sin embargo, hay otras opciones de alojamiento para viajeros, como villas y condominios, para quienes desean sentirse como en casa en su tiempo vacacional. Este tipo de propiedades permite a los visitantes disfrutar de sitios espaciosos además de tener todo el equipamiento, por ejemplo, una cómoda cocina para preparar sus propias comidas en la unidad. Las islas Caimán tienen una amplia escena culinaria, incluido un mercado local de productos agrícolas, donde los viajeros pueden comprar deliciosos ingredientes locales, verduras, frutas y bebidas. Las villas y condominios se administran en forma local, lo que garantiza que los visitantes puedan personalizar su experiencia tanto como deseen para aprovechar la típica experiencia Caymankind durante sus vacaciones.

Plantana se ubica en la sección amplia de la playa Seven Mile Beach. Este condominio tropical frente al mar ofrece playas de arenas blancas y lisas con espacios con sombra, vistas ininterrumpidas de la costa y acceso total al mar Caribe. Los huéspedes de los condominios Plantana en la Seven Mile Beach disfrutan de una playa tranquila y una piscina privada con abundantes reposeras, y están a solo una corta caminata de restaurantes y actividades en la isla. La propiedad se encuentra a unos solo 15 minutos en automóvil desde el aeropuerto, lo que permite ahorrar tiempo de traslado y tener más para disfrutar las vacaciones. Además, gracias a Cayman Vacation Shoppers, los visitantes pueden comprar desde casa los alimentos, vinos, licores y cerveza que desearían disfrutar en sus vacaciones, y todo estará listo en la cocina de su unidad a su llegada.

Otra gran opción para que los viajeros disfruten las vacaciones de su vida son las Villas of the Galleon: 60 unidades modernas y con estilo de 1, 2, 3 o 4 dormitorios con baño privado. Todas las residencias, donde no se puede fumar, incluyen cocinas bellamente equipadas, lavadoras y secadoras, wifi gratuito de alta velocidad y aire acondicionado central. Se completan con las vistas del turquesa más hermoso imaginable del mar Caribe. A una corta distancia que se puede recorrer a pie, hay una tienda de comestibles, tiendas de bebidas, restaurantes de primera línea y centros de compras. El transporte público funciona a diario y pasa junto a la propiedad, también hay una gran cantidad de taxis disponibles, para los visitantes que buscan disfrutar todo lo valioso que ofrecen las Islas Caimán.

Los viajeros exigentes que busquen un hogar de lujo fuera de casa, lo hallarán en el Caribbean Club. Son 37 espaciosas suites y villas de 1 a 3 dormitorios construidas al borde del agua y con una vista espectacular de la Seven Mile Beach que combinan el glamour y la aventura de un centro turístico famoso con las comodidades de un hogar en verdad opulento. El Caribbean Club abastecerá la cocina gourmet y se ocupará de cada detalle para que los viajeros puedan disfrutar su paraíso tropical y revitalizarse.

Grand Cayman está lleno de actividades excitantes y divertidas para entretener a todos. El personal de conserjería de los centros turísticos puede ayudar a los visitantes a hacer reservaciones para cualquiera de las actividades y atracciones de la isla, incluidos buceo o snorkelling, descubrir a los delfines, compras libres de impuestos, entre otras.