Inicio Turismo San Martín de los Andes no duerme

San Martín de los Andes no duerme

Gran variedad de bares, restoranes, boliches, pubs, con música para todos los gustos, shows en vivo y con un público muy variado, copan la movida nocturna, con la mejor calidad en sus servicios, gastronomía regional y destacadas cervezas artesanales.

San Martín de los Andes es una aldea de montaña, que se caracteriza socialmente por la amabilidad de su gente, que al preguntarle por algún comercio, playa, o servicio, se presta cordialmente a responder y a asesorar al turista, resolviéndole su inquietud e inclusive brindando recomendaciones. Son los mismos que con una sonrisa atienden los comercios en la noche, haciendo sentir a la gente “como en casa”, contagiándolos de la armonía y buena onda de cada refugio.

“Aquí no hay extraños, sólo hay amigos, con quienes todavía no nos hemos encontrado”, propone una gigantografía en la puerta de Dublin: un pub resto, con café estilo italiano, que alberga durante el año especialmente, a la gente del pueblo, y en el verano a aquellos visitantes que gozan de un buen show musical de blues, jazz y rock.
Se destaca además por ser un emblemático pub, relacionado con el arte y la cultura, ubicado en la esquina de la plaza principal, en plena avenida San Martín, donde al llegar a la puerta se puede observar la masividad que completan las mesas al aire libre, separado de un sector fumador bajo techo, sobre todo para los fríos días de invierno. El lugar es bastante amplio y cálido, sus mozos muy atentos, permanecen expectantes de los pedidos del cliente y se preocupan por recomendar las delicatesen de sus elaborados platos gastronómicos.

El Whisky, es una típica bebida de bar, consumida por un público muy particular, que disfruta de una medida de Jack Daniels, con buena música de fondo y rodeado de un alegre y armonioso ambiente, como lo tiene este refugio. “Dublin fue pensado como un pub para hacer gastronomía fusionado con lo social y cultural, para generar un ambiente familiar y con gran esfuerzo lo pudimos conseguir”, confió con orgullo Vicente Ficheira, propietario del establecimiento. – y agregó – “Comenzamos la temporada a mediados de diciembre, con un excelente nivel de ocupación, con turistas de todo el país y de países vecinos, y creemos plenamente que se va a mantener así hasta marzo. Sin dudas, estamos atravesando una de las mejores temporadas”.

Un poco más alejado del centro, al pié de la ruta y de espalda a las montañas, se encuentra Elfen: una antigua cervecería alemana de 1920, que actualmente mantiene su “toque” armonioso, estructura y decoración, reciclada nuevamente para seguir brindando los servicios originales de sus comienzos. Su clásico estilo de los años 1900, con boxes creados con antiguos vagones de trenes de madera, su luz tenue, sillones y barras, hacen sentir a la gente la misma comodidad que les genera el living de su casa. Tal es así, que desde su reapertura a fines de septiembre, hasta el día de hoy, Elfen permanece día y noche repleta de gente de todo tipo y de todas las edades, que buscan acompañar a la cerveza, con un buen plato regional, una pizza, o una picada, entre otros preparados.

La cerveza posee una particularidad, que ningún otro lugar de San Martín de los Andes tiene: se sirve en “Metrochop”; y con grandes variedades, como cerveza tirada de Warsteiner, Isenbeck y artesanal, rubia, roja y negra. “Nos destacamos en la cerveza porque queremos que la gente la disfrute para acompañar a nuestros platos, de hecho, la servimos en tulipa y chop, según las pretensiones de cada uno. Generamos este ambiente cálido y particular para la gente del pueblo que nos elige diariamente, y para los turistas que, sorpresivamente, superaron nuestras expectativas respecto a la fantástica temporada que estamos viviendo”; explico Alejandro Cordon, responsable de Elfen

Otro lugar de encuentro pensado especialmente para los sanmartinenses es Malabar: “La esquina del pueblo”, como le agrada llamar a sus dueños. Con tan solo un mes de apertura, el inmenso bar ubicado en pleno centro de la ciudad, en la esquina de Villegas y Mascardi, mantiene abierta sus puertas desde las 23 hasta las 5 hs, sin tomarse un día de descanso, para aprovechar la buena onda que su público habitual suele dejar en cada rincón de este amigable refugio. Apto para familia, amigos, parejas, mayores de 18 años, se destaca por sus tragos, bebidas, la música que varía desde rock nacional e internacional, hasta reggae. “La humanidad de la gente que labura en este lugar es realmente increíble, por eso nos denominamos la Familia Malabar, que la buena onda que entre nosotros se genera la contagiamos inmediatamente a nuestros fieles clientes que sienten al bar como propio, y a muchos otros que vienen por recomendación y con intención de formar parte de la gran familia”, aseguró Martín Bogus Fernández Consoli, socio gerente de este famoso emprendimiento, – y agregó además – “Venimos increíblemente bien. Es un orgullo para nosotros empezar con esta propuesta a mediados de diciembre y hoy en día no poder tomarnos francos, para mostrarle a la gran cantidad de gente que nos visita, todo lo que nosotros tenemos para ofrecer”.

Para aquel masivo grupo de amigos que disfruta de una pizza especial con cerveza, buena música, y compartiendo desde una charla hasta un juego de mesa, el lugar perfecto es Manchester Pub. Un bar estilo británico, con música inglesa, que posee un deck al aire libre para sentir la suave brisa que regala la noche cordillerana, ambientado con cuadros y fotos que distinguen al lugar.

Pizza, papas, lomito y postres “manchester”, son los platos que uno no debe perderse y por el cual elige volver con sus seres más queridos. Pese al caluroso clima se vive actualmente en la localidad, el plato más solicitado es el “guiso patagónico”, preparado con cordero, arroz amarillo y vegetales.

“Sinceramente las noches estamos a pleno en el pub. A partir de la 1 la gente opta por sentarse con sus amigos a tomar una buena cerveza y escuchar la música que más les gusta. Por sobre todo la gente disfruta este lugar porque se sienten muy cómodos, y es donde pueden elegir sentarse en nuestros sectores enmarcados por columnas: la barra de Oasis, con sus cuadros y fotos, la del hogar a leña, con The Beatles, la del Diego, con sus mejores fotos y el sector de bandas británicas donde tenemos retratos de Coldplay, Travis, The Strokes, entre otros”, manifestó Emmanuel Papalardo, propietario de Manchester.

La calidez de la gente, la belleza del paisaje, la variedad de playas, de actividades y de todos sus atractivos, hacen que los turistas formen parte por unos días, de la vida cotidiana de un pueblo. Los comerciantes concuerdan al unísono en la maravillosa temporada que se está viviendo en San Martín de los Andes, que por cierto, es la mejor de los últimos años.

Algunos Servicios Turísticos recomendados por Turismo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía de Servicios Turísticos ¿Que estás esperando?