Inicio Actualidad Piedra del Aguila: un lugar para descansar, pescar y practicar sandboard

Piedra del Aguila: un lugar para descansar, pescar y practicar sandboard

Compartir

Emplazada sobre la ruta nacional 237, a mitad de camino entre San Carlos de Bariloche, San Martín de los Andes y la capital neuquina, se encuentra Piedra del Aguila, un cordón montañoso de singulares formas y una importante infraestructura turística.


Próximo al río Limay, pletórico de truchas, y de enormes médanos, resulta un imán para los amantes de la pesca y del novísimo sandboard. Es una formación rocosa de color rojizo y clima desértico, que pertenece a la era terciaria y que consta de basaltos (piedras negras volcánicas) de 70 millones de años.

Sobre estas particulares piedras se expande una estepa arbustiva donde crecen las gramíneas y herbáceas que sirven de morada a los zorros y de nutrientes al ganado y a liebres, roedores, peludos, piches y guanacos; el origen su nombre se debe a una formación rocosa que tiene la forma un Aguila.

Destinada como lugar de descanso por los turistas que van camino a destinos cordilleranos, esta localidad posee una importante infraestructura hotelera, gastronómica y de servicios.

Al encontrarse cerca del río Limay, poblado de truchas y percas, la zona también es utilizada como espacio de pesca deportiva, tanto de modalidad de spinning como de mosca y embarcado.

Una vez atravesadas las inconfundibles formaciones rocosas de Piedra del Aguila, a pocos kilómetros se encuentran increíbles y poco frecuentados médanos, que seducen a los amantes del sandboard, un deporte que cada vez tiene más adeptos en el mundo.

En poco tiempo, Piedra del Aguila pasó de ser un lugar de paso o carga de combustible, para convertirse en un incipiente destino turístico que cada temporada suma atractivos, prestadores y servicios.

El sandboard es un deporte que consiste en el descenso de dunas, con tablas especiales parecidas a las que se usan en el snowboard, y pertenece a la categoría de deportes extremos debido al aumento de adrenalina que genera su práctica.

“Todas las semanas venimos con los chicos y podemos llegar a pasarnos todo el día deslizándonos con las tablas. El lugar lo encontramos casi de casualidad, y hoy se está convirtiendo en un punto de encuentro, pero además en otro atractivo turístico que ofrece Piedra del Aguila”, confiesa Estefanía, mientras se entrega a un nuevo descenso.

Este deporte, que nació en la isla brasileña de Santa Catarina a mitad de la década del 80 como alternativa para los surfistas que no podrían practicar su deporte los días en que el mar no les propiciaba olas adecuadas, se volvió furor en los médanos, cerros de arena y rincones de la costa atlántica y hoy suma cada vez más adeptos.

Uno de los principales atractivos del sandboard es la posibilidad de apreciar la naturaleza y los paisajes que circundan a Piedra del Aguila.

Gracias a la cantidad de médanos vírgenes que se ofrecen para la práctica de esta actividad, cada vez más deportistas han encontrado allí la posibilidad de reunirse y disfrutar de paisajes exentos de la contaminación del hombre.

Asimismo, en esta localidad neuquina los visitantes quedan seducidos por un variado programa de actividades que se enmarcan en una gama de lugares naturales increíbles.

El balneario municipal Kumelkayen, a cinco kilómetros del casco céntrico de la localidad, se encuentra a orillas de las cristalinas aguas del lago Pichi Picún Leufú y allí se puede disfrutar de las distintas playas, realizar cabalgatas, trekking, mountain bike, aerobox y escalada libre, además de beach vóley y fútbol playa.

El popular centro recreativo cuenta con servicios de confitería, oficina de informes turísticos y un camping organizado con parrillas, fogones y estacionamiento.

Con más de 250 metros de iluminación, la costanera está rodeada de una parquización que contrasta con el ambiente paisajístico arbustivo natural de la región y es el refugio ideal para realizar actividades como windsurf, kayak, futbol, vóley, básquet, bicicleta y pesca deportiva, entre otros.

El balneario provee servicios como baños con duchas públicas, una confitería, oficina de informes turísticos, un camping con parrillas y estacionamiento privado.

Además, se pueden realizar actividades culturales y deportivas en un playón construido exclusivamente para tal fin.

Los eventos populares tienen su lugar en un fogón criollo y el anfiteatro al aire libre es apto para todo tipo de eventos.


Fuente: Télam

Algunos Servicios Turísticos recomendados por Turismo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía de Servicios Turísticos ¿Que estás esperando?