Inicio Gourmet La Choppería, el bar cervecero que sale del molde

La Choppería, el bar cervecero que sale del molde

En la amplia esquina de Gurruchaga y El Salvador se despliega el encanto de la Choppería, un bar 100% cervecero con espíritu futbolero, una propuesta gastronómica que acompaña la bebida de cebada a la perfección, en un ambiente informal, gasolero y relajado que se asemeja a un pub de club de barrio porteño e invita tomarse una divertida pausa en medio de la movida ciudadana.


Si se trata de sostener una cervecería exitosa que se destaque en Palermo, La Choppería cumple con todos los requisitos y desafía el mercado yendo por más. Cuenta con una barra con 14 canillas de cerveza de múltiples variedades y estilos a precios más económicos que cualquier otra oferta en la zona con pintas de medio litro de 60 a 80 pesos, un servicio instruido capaz de orientar paladares exigentes, varias opciones de cócteles, sidra tirada artesanal, una deliciosa carta concebida para acompañar las cervezas, servicio de growlers, pantallas para poder ver partidos de fútbol, juegos e incluso tarjeta de membresía. Es el completo concepto el que distingue a La Choppería y convoca a los amantes cerveceros a volver, con el desarrollo de sus operaciones en un local que no solo tiene inmejorable ubicación, sino además cuenta con un ambiente desestructurado y cómodo. En el presente la propuesta de La Choppería redobla la apuesta y celebra apertura de su segundo local en el revalorizado barrio de Colegiales.

El empalme que ocupa éste cálido pub acapara la atención del transeúnte de inmediato con una fachada revestida de intervenciones artísticas de Tano Verón, coloridos carteles con leyendas como ¨buen humor, buen sexo, buen provecho¨, ¨siga su corazón, es el mejor GPS¨ y un colosal mensaje que se extiende a lo largo de toda una pared donde se lee ¨SEA FELIZ¨. En el frente los elementos que predominan son hierro, chapa y madera; y tiende grandes ventanales, a lo largo del local. A través de uno de ellos se puede divisar la cámara de frío que alberga los barriles. Desde este punto la recomendación de La Choppería es clara: lo más importante es la buena cerveza, la camaradería y el disfrute. La vasta vereda funciona de patio con mesas bajas, mesas altas con capacidad para 2, 4 y 6 personas y banquetas de hierro y madera, donde se puede disfrutar al aire libre bajo unas cálidas guirnaldas de luces. Al ingresar al primer piso del local a través de una gran puerta de vidrio repartido, se divisa la barra en el fondo con una iluminación tenue, característica de un bar, y se percibe lo rústico e informal, como si fuesen vestigios de lo que podría llegar a ser un club deportivo de barrio, con grandes pantallas en las paredes de ladrillo a la vista, columnas peladas de hormigón e incluso un alambrado tejido que hace de soporte para la escalera de hierro que conduce hacia arriba. En la planta baja cuentan con mesas de madera para 4 personas, mesas de barriles de madera para dos personas y una barra alta lateral al ventanal. En el segundo piso se prolonga la calidez del ambiente, en un salón grande iluminado con lámparas de filamento y cuenta con una mesa comunal, mesas de chapa para 4 personas, mesas de madera bajas para 6 y 8 personas con cómodos asientos y, igual que en el primer piso, una barra de madera con bancos que se extiende a lo largo de todo el ventanal y permite una prestigiosa vista de la intersección palermitana.

La gran protagonista de la propuesta de La Choppería, claro está, es la cerveza. El ventanal que permite ver a través de la cámara de frío parece funcionar de pantalla enorme que muestra, como si fuese un espectáculo, el hipnotizante recorrido que hace la bebida desde los barriles hasta las pintas. La barra cuenta con 14 canillas, de las cuales sirven una interesante diversidad de tipos y estilos de cerveza artesanal, industrial y una variedad de sidra tirada. Bajo un concepto que roza lo socialista y que desafía el mercado de cervecerías, tanto en la carta como en la pizarra, no se exhiben marca ni sponsors, simplemente las variedades con una detallada descripción de ingredientes que pone a prueba al fanático cervecero y propone dejarse llevar por el sabor intrínseco de la cerveza sin ningún tipo de influencia comercial. Entre las variedades, que van rotando según disponibilidad y estacionalidad las hay rojas, rubias, negras, de trigo, cada una de ellas dotada de cierta ligereza, amargura y distintivos toques característicos. Claro queda también, como se puede leer en algunos de los carteles, no son solo ¨birra bonita¨: por su parte la carta de tragos es una muestra de las combinaciones más populares como Fernet con Cola, Cuba Libre, Gin Tonic, Campari, Negroni, Mojito, Caipirinha y Caipiroska.

En cuanto a la carta gastronómica, la propuesta está preparada para acompañar las cervezas y sorprende con suculentas opciones de hamburguesas caseras gourmet, sándwiches de todo tipo y opciones para picar como papas fritas y nachos. Las más aclamadas son la Hamburguesa Fifi, con un medallón de carne vacuna 100% roast beef entre pan brioche artesanal con hongos, queso azul, lechuga, tomate y cebolla; la bondiola cocida 12 horas al vacío con un toque final en la parrila suma fanáticos con el sándwich Chic con huevo, cebolla y morrón e imperdible es el Sandwich de Provoleta grillada con cebolla y morrón. La estrella del menú es el Chori servido en baguette casera. Todas las opciones se pueden pedir con convenientes promos que incluyen papas fritas y una pinta de medio litro a elección, agua mineral o gaseosa.

La divertida experiencia de La Choppería se completa con actividades lúdicas y juegos como el formidable Jenga XXL y una Ruleta para probar la suerte y con posibilidades de ganar hasta 5 media pintas a elección o un 25% de descuento en la compra. Todo el espacio está rodeado de pantallas para poder ver partidos de fútbol y diferentes deportes, convirtiéndose en un spot ideal para alentar en grupo. También ofrecen una tarjeta de membresía con el objetivo de sumar sellos y ganar obsequios como una pinta de medio litro a elección.

Cualquier excusa es válida para pasar por cualquiera de los locales de La Choppería, y volver, a tomarse una pausa con una buena cerveza acompañada de un tentador y sabroso plato, buena música de fondo, rodeado de amigos y proponer juegos en un ambiente solidario, informal y relajado.

La Choppería
Dirección Palermo: Gurruchaga 1711, esquina El Salvador, Palermo Soho.
Dirección Colegiales: Ciudad de la Paz 200, Colegiales.
Tel: 4831-6277
Días y Horarios Palermo: Domingos a Jueves de 18.30 hs a 03.00 hs, Viernes y Sábados de 18 hs a 05.00 hs.
Días y Horarios Colegiales: Martes a Domingos de 18.30 hs a 02.00 hs

Algunos Servicios Turísticos recomendados por Turismo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía de Servicios Turísticos ¿Que estás esperando?