Inicio Actualidad Cuatro pueblos patrimonio imperdibles cuando viaje a Colombia

Cuatro pueblos patrimonio imperdibles cuando viaje a Colombia

Colombia ofrece una Red de Pueblos Patrimonio que resaltan la historia del país y ofrecen experiencias únicas a sus turistas. Salamina, Santa Cruz de Mompox, Guadalajara de Buga, y Jardín son algunos de los destinos imperdibles para conocer la cultura colombiana.

Colombia, además de tener destinos de sol y playa o de aventura, cuenta con una Red Turística de Pueblos Patrimonio que destacan la fortuna material e inmaterial de la cultura local. Las experiencias únicas que permiten vivir estos destinos van desde los paisajes cafeteros, viajes por cable aéreo, conocer monumentos religiosos, y hacer cursos de joyería en filigrana. Salamina, Jardín, Santa Cruz de Mompox y Guadalajara de Buga representan el realismo mágico del país.

La Red Turística de Pueblos Patrimonio cuenta con 17 municipios que han sido llamados así porque representan en un solo espacio el origen de la cultura colombiana, sus riquezas ancestrales, y la belleza arquitectónica colonial. Estos cuatro destinos hacen parte de ella.

Desde ProColombia, entidad de promoción del turismo, las exportaciones y la inversión, el nicho de destinos patrimonio se da a conocer en 27 países. “Estos destinos son el reflejo de la cultura colombiana, todos los municipios que pertenecen a esta red cuentan una historia de Colombia, cómo se cultiva el café o cómo es la tradición religiosa en el país son algunos casos. ProColombia promociona este producto en países como España, Francia, Alemania, Reino Unido, Suiza, Suecia, Australia, China, Chile”, dijo María Claudia Lacouture, presidenta de ProColombia.

Con balcones coloridos, arquitectura colonial, altas montañas y cientos de leyendas, Salamina en el departamento de Caldas, se convierte en el lugar ideal para conocer el origen de la cultura cafetera colombiana. Allí, el viajero podrá visitar haciendas y fincas donde se enseña cómo se cultiva, trilla y tuesta el café hecho en Colombia, además puede probar el tipo de grano que se cultiva en la región, que se exporta y es único por el sabor de las montañas. Debido a la religión predominante en el país que es la católica, en Salamina se celebra cada diciembre la Noche del Fuego, una fiesta en nombre de la Virgen de la Inmaculada Concepción, patrona del municipio. Los habitantes del municipio adornan las calles con faroles de colores ilustrando un camino a la Virgen María.

Si lo que el turista quiere conocer es el lugar donde nacen las flores más bellas del mundo, Jardín en Antioquia, es perfecto para hacerlo. Allí podrá observa las calles llenas de jardineras y materas que adornar con color al municipio. Jardín es conocido también como el pueblo más lindo de Antioquia, ofrece una arquitectura tradicional de la región paisa además de viajes particulares como la garrucha, un cable aéreo artesanal en donde el turista puede ver desde las alturas el paisaje cafetero.

Vivir la historia de la cultura colombiana se puede hacer en tiempo real. ¿Dónde? En Mompox (Bolívar), conocida como la Ciudad Museo o La Valerosa ubicada al pie del Río Magdalena. Mompox es reconocida como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la Unesco, es un lugar que parece detenido en el tiempo, que conserva, preserva y guarda la historia, los sabores y valores de una ciudad que invita a quedarse y vivir cada uno sus rincones.

Uno de los lugares más atractivos de Mompox es su cementerio, reconocido por sus tumbas blancas que se apilan unas sobre otras formando bóvedas. Esta ciudad también es conocida por sus artesanías en filigrana, un tejido especial para hacer joyas, incluso, el turista puede participar en cursos de joyería bajo esta técnica.

Para los amantes del turismo religioso, Guadalajara de Buga, en el departamento del Valle, es una de las pocas ciudades en el mundo que cuenta con una catedral y una basílica. Su principal atractivo es la Basílica del Señor de los Milagros de Buga, la historia detrás de esta maravilla arquitectónica surge a mediados del siglo XVI cuando una indígena lavaba ropa a orillas del río Guadalajara. La mujer en medio de su labor vio bajar del río un crucifijo que a medida que bajaba la corriente, crecía. Así comenzó la veneración por el Señor de los Milagros, una imagen que cada año visitan cerca de 3,5 millones de peregrinos.

Otro de los reconocimientos que se le hace a este pueblo patrimonio es su oferta gastronómica. Cuenta con varios platos de la cultura valluna como sancocho de gallina, una sopa con plátano verde; la sopa de tortilla; la chuleta de cerdo o pollo, apanada; el arroz atollado, un arroz “húmedo” con costilla, carne de cerdo, chorizo y chicharrón, y los tamales, bollos de masa de maíz con carnes de res y cerdo, papa, cebolla, tomate y ajo, todo envuelto en hojas de plátano, las marranitas, bolitas de plátano rellenas de chicharrón; el pandeyuca y el pandebono, de yuca y queso, y las empanadas de guiso, rellenas de carne, papa y cebolla.

Estos cuatro destinos representan parte de lo que es la cultura colombiana: paisajes cafeteros, flores, artesanías, y religiosidad. La Red Turística de Pueblos Patrimonio quiere que más viajeros extranjeros conozcan sus tradiciones y orígenes y que experimenten lo bueno de Colombia, un país biodiverso con múltiples sitios por visitar.

Algunos Servicios Turísticos recomendados por Turismo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía de Servicios Turísticos ¿Que estás esperando?